La Catedral del Mar – Ildefonso Falcones

abril 28, 2010

La novela, enmarcada en el siglo XIV, cuenta la vida de Arnau Estanyol, el hijo de un siervo fugado que vive en Barcelona. A lo largo de la trama se sigue con detalle el progreso de Arnau Estanyol en sus intentos por sobrevivir y progresar socialmente.

La ciudad de Barcelona se encuentra en su momento de mayor prosperidad, bajo la Corona de Aragón; ha crecido hacia la Ribera, el humilde barrio de los pescadores, cuyos habitantes deciden construir, con el dinero de unos y el esfuerzo de otros, el mayor templo mariano jamás conocido: Santa María de la Mar. Una construcción que es paralela a la azarosa historia de Arnau. Arnau es hijo de Bernat, un siervo de la tierra que huye de los abusos de su señor feudal llevando a su hijo de apenas unos meses con él y se refugia en Barcelona, donde se convierte en ciudadano y, con ello, en hombre libre. El joven Arnau trabaja como palafrenero, estibador, soldado y cambista. Una vida extenuante, siempre al amparo de la catedral de la Mar, que le iba a llevar de la miseria del fugitivo a la nobleza y la riqueza. Pero con esta posición privilegiada también le llega la envidia de sus enemigos, que urden una sórdida conjura que pone su vida en manos de la Inquisición… La catedral del mar es una trama en la que se entrecruzan lealtad y venganza, traición y amor, guerra y peste, en un mundo marcado por la intolerancia religiosa, la ambición material y la segregación social. Todo ello convierte a esta obra no sólo en una novela absorbente, sino también en la más fascinante y ambiciosa recreación de las luces y sombras de la época feudal.

Mi País Inventado – Isabel Allende

abril 28, 2010

Amor por Chile y una gran nostalgia son el origen de este libro. La presencia continuada del pasado, el sentimiento de verse ausente de la patria, la melancolía por la dicha perdida, la conciencia de haber sido peregrina y forastera: en Mi país inventado, Isabel Allende recoge toda la emoción que esto conlleva, y nos la transmite con inteligencia y humor.
  Tamizado por la mirada y los recuerdos de la autora, Chile deviene un país real y fantástico a la vez; una tierra estoica y hospitalaria, de hombres machistas y mujeres fuertes y apegadas a la tierra. Pero, sobre todo, es el escenario de su niñez: evocados con gracia, cobran aquí vida de nuevo su original familia, la casa de los abuelos, el ceremonial de las comidas, las historias de infidelidades… y los espíritus que siempre la han acompañado.
  En Mi país inventado, Isabel Allende vuelca todos sus sentimientos para recrear dos historias enlazadas, la de su país y la propia, con un tono intimista, de confesión autobiográfica poética.